La vida en el medio subterráneo consta de algunos linajes muy primitivos, pudiéndoles aplicar el término de reliquia zoológica o de fósil viviente, teniendo por ello una alta notoriedad en el reino animal.

Estos espacios subterráneos son contenedores de vida en los que podemos encontrar una gran variedad de diferentes organismos, que conforman un patrimonio biológico propio e importante, ya que en ocasiones algunos de estos organismos únicamente están citados en un ámbito geográfico reducido o una zona determinada a nivel mundial (endemismo).
 

El ecosistema subterráneo de las Cuevas de Campanet está siendo objeto de un estudio sistemático de su fauna desde hace un par de años por parte de Mateo Vadell del Museu Balear de Ciències Naturals (MBCN), colaborando en el mismo J. A. Zaragoza de la Universidad de Alicante, R. Jordana y E. Baquero de la Universidad de Navarra, así como otros especialistas a nivel nacional e internacional, y donde se está obteniendo un catálogo muy interesante y rico sobre la composición faunística de la cueva; de hecho en uno de los últimos trabajos publicados recientemente sobre el patrimonio biológico de la cavidad se han aportado las especies epigeas de pseudoescorpiones Chthonius (Chthonius) ischnocheles y Chthonius (Ephippiochthonius) tetrachelatus, así como la descripción de una nueva especie para la ciencia, Chthonius (Chthonius) campaneti, carente de ojos, con una coloración corporal castaño pálido salvo los quelíceros que son castaño rojizos y que representa la segunda especie hipogea del subgénero Chthonius para España.

Otras de las especies que se pueden observar en la cavidad son el escarabajo carábido denominado Henrotius jordai, cuya llegada a Mallorca la sitúan diversos autores durante el Pontiense (Plioceno inferior, Sistema Terciario). Esta especie predadora despigmentada, su tonalidad del cuerpo varía del rojizo testáceo al pardo rojizo oscuro, presenta un tamaño de 10-14 mm, de antenas largas y gráciles, carente de ojos. Es un endemismo troglobio Balear y se le puede localizar en diferentes cavidades de la Serra de Tramuntana desde la localidad de Santa Maria del Camí hasta la de Alcudia. También podemos encontrar al escarabajo carábido troglófilo Laemostenus algerinus que presenta una distribución difusa en el área mediterránea occidental y localizado en algunas cuevas mallorquinas.

Igualmente sobre las coladas estalagmíticas se puede observar al dipluro Megajapyx espanoli, Japígido depredador y carnívoro del medio subterráneo con un tamaño aproximado de 2 cm. Es un endemismo Balear muy localizado, puesto que únicamente está citado en dos cavidades de la Serra de Tramuntana (Mallorca) incluida les Coves de Campanet. Una característica de los japígidos es la ausencia de ojos y la modificación de los cercos caudales en forma de pinzas o fórceps que los utilizan para cazar.

En los gours existentes y en el lago de la cavidad se puede localizar las especies acuáticas de crustáceos Eucyclops serrulatus, Paracyclops fimbriatus, Diacyclops clandestinus, Pleuroxus aduncus, lberobathynella fagei, Parastenocaris, Pseudectinosoma y también ácaros de la familia Hydrachnidiae.